You are viewing bicilibre

El carril-bici es el opio del pueblo ciclista.
Harry Potter y la bicicleta mágica. 
10.1.2006


Muy poca gente confiesa que la publicidad le influye, así que habrá que suponer que las empresas que se gastan dinerales inmensos en publicidad son estúpidas, y los equipos de publicitarios que preparan minuciosas campañas son unos embaucadores incompetentes que cobran toda esa pasta por nada.

Aunque hay que admitir que para hacer ese "nada" se esfuerzan un montón, ¿no? Todos disfrutamos los anuncios de la tele, que a menudo son mejores que las películas que los interrumpen. Cuando te ponen delante algo tan bonito, tan humorístico, tan chocante, tan hipnótico... es dificil darse cuenta de que esencialmente estás mirando a una forma de contaminación, parte del veneno que está destruyendo el planeta.

Claro: ser atractivo es el primer requisito de un anuncio. Por eso es dificil verle las costuras... hay que prestar mucha, mucha atención, y casi cualquier interpretación que hagas será discutible. Por ejemplo, esta foto aparecida recientemente en un periódico nacional:

Image hosted by Photobucket.com

Imagen 1. Compre usted nuestro coche-cesped.


¿Es esta foto manipuladora? Nos podríamos estar discutiendo esto hasta que se acabe el petróleo... y probablemente más.

De vez en cuando, sin embargo, los publicistas la pifian y uno puede ver que se le está escapando el serrín de relleno al muñeco con el que nos están entreteniendo. Vamos a ver una de esas estupendas chapuzas: un anuncio particularmente cutre de un automóvil en un periódico de Madrid (disculpad que haya "limpiado" las marcas y logos; las manchas rojas son defectos de imprenta). Echémosle una ojeada para hacer unas risas. Iremos paso a paso, "in crescendo", empezando por lo suavecito, para apreciar mejor la artimaña que quiero mostrar.

Mirad la foto muy muy atentamente, todo el tiempo que querais.

Image hosted by Photobucket.com
Image hosted by Photobucket.com


Imagen 2. Tralarí tralará. La vida es bella si tienes este coche.


Es sólo una foto a página completa, y un poco de texto: bastante inofensivos, ¿no?. Sin embargo, ambos son interesantes tanto por lo que se ha incluido en ellos como por lo que se ha omitido. Para verlo más claro, imaginemos un anuncio publicitario que apelase únicamente al razonamiento del consumidor: un anuncio así simplemente incluiría los datos técnicos o las ventajas objetivas del producto, y quizá una imagen, para aclarar de qué se está hablando; se ven muchos anuncios así, muy dignos, en catálogos especializados. Ese anuncio sería algo así:

Image hosted by Photobucket.com

Imagen 3. "Este es el coche que te queremos vender. ¿Nos lo compras?"


Este anuncio sólo presenta datos. Un consumidor que quisiera hacer una elección racional a la hora de comprar un coche, tendría aquí toda la información que necesita para decidir el modelo que le conviene.

En realidad, hay algo que falta: el automóvil dista mucho de ser un objeto inofensivo; tiene "contraindicaciones y efectos secundarios", tanto individuales como sociales, que deberían ser advertidos en la publicidad del producto, un poco como ocurre con el tabaco. Un anuncio más objetivo podría ser algo así:

Image hosted by Photobucket.com

Imagen 4. No hace muy buen marketing, ¿eh?


El primer problema (para los fabricantes, claro) de una "publicidad racional" es que, en estos tiempos de diseño informatizado, todos los automóviles del mismo rango son esencialmente iguales, con variaciones mínimas; el segundo problema (de nuevo: para los fabricantes) es que, incluso si este modelo tuviese alguna ventaja real respecto a los competidores, la mayor parte de los posibles compradores son sencillamente incapaces de distinguirla; pero el problema más grave es que una publicidad que invitase al presunto comprador a actuar racionalmente se arriesga a que el cliente acabe... no comprando ningún coche: ni éste ni el de la competencia. Porque una gran parte de la gente no compra un coche, ni elige un modelo, por motivos racionales: lo hace emocionalmente, porque tiene dinero y puede permitírselo, o porque "le gusta", o por presión social, o para presumir, o porque exagera subjetivamente sus necesidades de desplazamiento, o por algún otro proceso similar.

Muy poca parte del proceso de compra de un automóvil es racional, y la publicidad está ahí sobre todo para garantizar que eso sigue siendo así.

Así están siendo devoradas por el coche nuestras ciudades.

Todo lo que se podía decir sobre el coche para ayudar a elegir racionalmente ya se ha dicho en el "anuncio básico" más arriba, y la foto del coche sobre fondo blanco debería bastar, así que cualquier variación (algo que se añada, o que se elimine) sobre ese "anuncio básico" va dirigido a influir (tan sutilmente como sea posible) las emociones del desprevenido comprador potencial. (Si no fuese con ese fin, ¿por qué iban a tomarse la molestia, y el gasto enorme, de hacer campañas tan elaboradas?) Veámoslo en detalle, empezando por la foto:

Tenemos una casa, una calle, un cartel, un menda en el muro que lo está acabando de poner, dos chicas que pasan y algún otro detalle que da vidilla a la escena. Es importante empezar dándose cuenta de que en esta foto no hay nada innecesario, de hecho no hay ni una papelera: todo lo que hay representa algo. En las fotos, gran parte de la manipulación funciona creando simbolos que cuentan una historia sin palabras. Vayamos por partes:

Image hosted by Photobucket.com

Imagen 5. Una casa, un cartel, una calle, un semáforo, unas chicas, una bici, un coche y un currante.


1. Empecemos por lo básico: la casa es una mansión de lujazo, arquitectura parisina del siglo XIX, muros anchos, techos altos y un pastón por metro cuadrado. El cartel es imposible de poner en esa fachada: estaría tapando al menos 16 ventanas. Así que (por si no os habíais dado cuenta) es claramente un montaje fotografico... Por el mismo coste podrían haber cocinado una foto del cartelón puesto en un barrio tipo Vallecas, pero parece que no les gustaba la idea. Tienen buenas razones: necesitan asociar el coche con el lujo que representa la casa: primer golpe publicitario a la mandíbula del inconsciente del comprador.

2. Segundo "gancho de izquierda" a las emociones del comprador: no existe ni un rastro de Naturaleza en la foto: ni un arbolillo, ni tan siquiera una triste maceta... excepto en el propio cartel, en el paisaje alrededor del coche. Mensaje: "El coche te trae la naturaleza a la ciudad", o quizá: "El coche te acerca a la naturaleza". ¿Quien no quiere eso, en estos tiempos?

3. La acera es estupendamente ancha: anormalmente ancha. No hay ningún coche aparcado... ¿que raro, no? tampoco se ve ni la línea amarilla ni la señal de prohibido aparcar, así que habrá que suponer que no hay ni un coche en toda la ciudad. Repito lo que he dicho antes, porque será importante más tarde: no hay nada que sobre en esta acera, ni siquiera la sombra de una papelera. Aunque, curiosamente, sí que hay la sombra de una farola (9).

4. El semáforo está en verde para los peatones (qué bien, ¿no?), pero no hay ningún coche esperando... lo dicho: no hay un solo automóvil en toda la ciudad (aparte del del cartel, claro). Todo es idílico.

Image hosted by Photobucket.com

Imagen 6. Luz verde a los peatones. Qué amables: han rebajado el bordillo,
para que pasen los ciclistas y otros minusválidos. Todo perfecto.


Por cierto: ¿Por qué ese semáforo tiene una luz hacia la izquierda, además de las tres que tiene hacia la derecha? ¿Alguien ha visto alguna vez un semáforo de este modelo?

Image hosted by Photobucket.com

Imagen 7. ¿Un semáforo esquizofrénico?


5. Dejemos el semáforo como ejercicio para el estudiante, porque comienza lo molón: dos pibas. No se les vé la cara. Sólo se distinguen los rasgos justos para saber lo único importante: que son dos tias buenas y jóvenes. La ropa de una de ellas parece modelo "Imtwenny", y la ropa y actitud de la otra es más "elegante" o "formal": ella es algo mayor, está más "en sazón", pero sigue estando buena... las chicas parecen en conversación, y las dos miran hacia su izquierda, hacia arriba: están prestando atención al coche, así que es sobre el coche sobre lo que hablan.

Image hosted by Photobucket.com

Imagen 8. "Todos los modelos de chicas se fijan en éste modelo de coche"


(¿De verdad están mirando al coche?).

6. Hay una bici: las bicis siempre hacen bonito. Es un modelo de paseo, andrógina; sólo hay una bici, y son dos chicas, así que la bici no es de ellas; desde luego, tampoco es del individuo en el andamio. En todo caso, el lenguaje corporal de las nenas muestra claramente que han pasado al lado de la bici sin prestarle la más mínima atención. Volveremos a la bici después.

7. De hecho, las chicas dan la espalda a la bici, pero tienen su atención centrada en el coche, y van en la misma dirección que él, acercándose simbólicamente... si el coche y las chicas se moviesen con suavidad en sus direcciones naturales, acabarían coincidiendo. (Éste es uno de los motivos por los que la bici no está apoyada en el tercer bolardo, a la derecha de la foto y delante de las chicas: podría parecer que van hacia la bici y no hacia el coche, y eso confundiría al lector respecto a los intereses e intenciones de las nenas).

Image hosted by Photobucket.com

Imagen 9. ¿Por qué no estará la bici apoyada ahí? (Caras retocadas malamente por mí para mirar al frente)


8. Esquina superior derecha: currante metrosexual, recién llegado del anuncio de la Cocacola (¿o era de la Pepsi? nunca lo recuerdo). ¿Qué hace ese menda poniendo el cartel a estas horas? ¿ha llegado tarde? ¿no podían esperar los fotógrafos a que acabase la tarea para hacer la foto? ¿O quizá no está en realidad poniendo el cartel? Con ese andamio ridículo, tendría que ser un hacha para conseguirlo. En realidad, su actitud y sus herramientas son exactamente las de un limpiador de cristales: si estuviese un poco más centrado, parecería que está lavando el coche.

Image hosted by Photobucket.com

Imagen 10. ¡Ostxia, colega, menudo buga tienes! ¿no? Y bonito columpio, también.


Lavar frenéticamente el coche nuevo es lo que hacen... los orgullosos propietarios que se lo acaban de comprar. Es sabido que, psicoanalíticamente, el automóvil funciona como un símbolo de potencia sexual ("alargue su pene: cómprese un coche"), y que todo el ritual ese tan "segunda-vivienda" de lavarlo uno mismo a mano, encerarlo, abrillantarlo y acariciarlo con diversos pretextos puede resultar (para algunos) turbadoramente gratificante (más turbador y más gratificante que, por ejemplo, pasarlo por un tunel de lavado, que cuesta tan solo unos pocos euros y te ahorra la mañana).

Así que, ¿quizá es precisamente eso lo que está haciendo? ¿Por qué, si no, iban a poner a ese panoli en el anuncio, si no fuese para representar simbólicamente al audaz (y esforzado) automovilista?

Por cierto, el menda parece un poco destraido, ¿no? No es que esté muy atento a su trabajo.

Image hosted by Photobucket.com

Imagen 11. Hey: ¿hacia donde está mirando ese tío? ¡está mirando hacia las chicas! ¡chaval, que te vas a caer!


¿Por qué no se les ve la cara a las chicas? Decíamos que están mirando hacia arriba, al coche... ¿al coche, o al macho testosterónico que está subido en lo alto? dificil de saber: las chicas ven a los dos, al coche y al macho, a la vez. Y él está mirando hacia ellas... ¡bingo! "Houston, tenemos contacto visual con el enemigo". Así que ahí hemos llegado: el coche es el eslabón que une el homo testosterónicus y la fémina (mejor aún: las féminas), ejem, "polinizables". Amiguete: si no tienes un coche así, las chicas nunca te verán escalando tan campante un muro a 20 metros de altura. Los machotes escalan muros y se compran este coche. ¿Eres tú lo suficientemente hombre para hacer al menos una de esas dos cosas?


Image hosted by Photobucket.com

Imagen 12. las pibas te verán a tí cuando miren a tu coche.


9. Un último detalle interesante antes de volver a la bici: hay la sombra de una farola sobre la acera, cruzando la foto. Es curioso, porque la farola en sí no se ve, pero los publicistas, que podían hacer con la foto lo que les viniese en gana, y que de hecho han quitado absolutamente todo lo que podía despistar al posible comprador, han creido conveniente dejar (o poner) esa sombra de una farola inexistente: alguna razón tendrán para ello.

Aunque es dificil darse cuenta a primera vista, la "sombra" es sorprendentemente larga: la farola que la proyecta debe de ser bastante alta; podemos calcular cómo de alta por comparación con las sombras de los otros objetos que sí se ven en la foto. En la imagen siguiente, los triángulos verdes representan las zonas de sombra de los bolardos y del semáforo, y el triángulo rojo, la zona de sombra de la supuesta farola:

Image hosted by Photobucket.com

Imagen 13. Caray, menudas farolas tienen en este barrio. ¿Cómo consiguen dormir los vecinos del segundo?


Parece claro que la supuesta "sombra" ha sido alargada a propósito, ¿no? Esa línea está disfrazada de sombra de farola, pero en realidad es alguna otra cosa. Misterio.

Pero volvamos a lo que a nosotros nos interesa: la bici. ¿Alguien puede ver en qué está apoyada la bici? Las ruedas parecen tocar el suelo en medio de la acera (bastante ancha) y lejos del bolardo, pero el manillar queda de este lado del bolardo, como si estuviese apoyada en el, así que la perspectiva no encaja. Qué raro, no?

Image hosted by Photobucket.com

Imagen 14. ¿Hein? ¿La bici de Escher?


Por cierto ¿por qué el bolardo en el que está apoyada la bici es más largo que los otros? ¿Es que ya no saben ni cortar bolardos iguales?

Image hosted by Photobucket.com

Imagen 15. ¡Qué pais! ¡Ni bolardos de la misma altura saben hacer ya!


Está claro: el bolardo, como la "sombra" de la farola, también ha sido alargado a propósito: parece claro que lo necesitaban largo para poner la bici en la posición que querían, en la "posición correcta". Para ver ésto mejor, vamos a quitar la supuesta "sombra de la farola", que estorba la vista, y vamos a poner la sombra de la bici donde debería estar. Así:

Image hosted by Photobucket.com

Imagen 16. ¡Coño, esa bici está levitando! ¡La bici de Harry Potter!


No hay duda de que les hemos pillado en algo, ¿no? aunque todavia no sepamos en qué. Atentos porque estamos llegando al meollo de la cuestión. Al ponerla como la están poniendo, están intentando decir algo sobre la bici. ¿Qué nos quieren decir? Estos chicos han alargado un bolardo y desplazado la bici para que su posición coincida EXACTAMENTE a lo largo de una línea que, ya hemos visto, "parece" la sombra de una farola, pero que ha sido alargada adrede y que, al poner la bici encima, funciona visualmente como una senda o un caminito.

Image hosted by Photobucket.com

Imagen 17. Una bici en su caminito, yendo hacia donde no van las tías buenas.


Se diría que para nuestros publicistas es importante, muy importante, extraordinariamente importante, poner la bici en su "caminito". Tan importante que, en su obsesión por hacerlo, han jodido la foto entera.

¿Y cómo se llama el "caminito" adecuado para las bicis?

Carril-bici.


Ahora está claro el mensaje simbólico de la bici flotante: "El lugar de la bici es el carril-bici; con las bicis sólo puedes ir p'alante y p'atrás por el carril-bici... Para todo lo demás, para todo lo serio, necesitas un coche".

Image hosted by Photobucket.com

Imagen 18. ¡El ejemplo perfecto de acera-bici!:
comienza en ninguna parte, parte la acera en dos y acaba en el bordillo de un cruce.


Así que ya sabemos, amiguitos, una cosa que tienen en común los carrilbicistas y las empresas fabricantes de autómoviles: a ambos les encantan las vías segregadas para las bicis. ¿Había comentado ya antes las "extrañas" coincidencias y complicidades que hay entre la ideología carrilbicista y los intereses cochistas? Igual voy a tener que hacerlo en detalle, algún dia. Aunque ese dia no voy a hacer muchos amigos en las legiones carrilbicistas.

Bueno, hay más cosas divertidas en el anuncio, pero acabemos con una mirada a la parte "no técnica" del texto:

Image hosted by Photobucket.com

Imagen 19. Sin palabras.


¿"Grande en potencia, en caracter, en equipamiento. Tan grande como tú."? jaaaa ja ja ja ja... Igual podría decir: "potente, enérgico, bien 'equipado'. Tan bien dotado como tú." Nunca había caido en la cuenta de hasta qué punto los rolletes publicitarios de los automóviles podian ser similares a los anuncios de chaperos.

Txarli
Carril Bici NO
Queremos toda la calle.

Enlace aquí | Home | CiudadCiclista

Comments 
12.1.2006 (UTC) - Buenísimo!!
Anonymous
De verdad, me he estado riendo hasta el final... aunque he flipado un poco con tu interpretación sobre el carril bici. Yo también me fijé en la bici del anuncio y me dije... que raro, hay algo que aquí no cuadra... "está muy mal apoyada al piloncito ese", pensé.

A mi lo que me da a suponer el anuncio es que la bici és una birria comparada con el cochazo ese de ahí. Es totalmente aplastada e ignorada.

Saludos

Eduard.F
13.1.2006 (UTC) - Re: Buenísimo!!
Normal que flipes, porque es para flipar.

Sin embargo, para hacer que la bici parezca una birria aplastada e ignorada al lado del cochazo, no necesitaban alargar el bolardo de esa forma tan idiota, ni poner la sombra de una farola inexistente, ni alargar la "sombra" de aquella manera, ni poner la bici justo a lo largo de la sombra... así que si encuentras una hipótesis alternativa que explique el significado de todo eso, pues ya me la contarás... :-)

Saludos.

Tx
13.1.2006 (UTC) - Y luego dices que la publicidad es mala...
Anonymous
...con lo entretenido que debe ser encontrar los "8 errores" como en los pasatiempos del periódico. Lo del carril bici muy subliminal. ¡Má!, que yo no lo veo aun después de la explicación. Por lo demás genial.

Mucha bici
13.1.2006 (UTC) - Re: Y luego dices que la publicidad es mala...
¿"Ocho errores"? je je je... en el cartel hay por lo menos otros siete detalles "extraños", pero mucho más difíciles de demostrar, y por supuesto increibles para gente que no es del "ambiente". Los tipos que han hecho el anuncio se lo han pasado a lo grande trufándolo de "cositas", y yo me he limitado a comentar lo más básico (y evidente) para mostrar que el cartel está cargado de mensajes trucados y para llevar la atención al mensaje que a mí me interesaba más.

Como le digo a Eduard.F más arriba, es normal que lo del carril-bici te parezca increible: está hecho así para eso, porque si todo el mundo lo viese claro a la primera, perdería su efecto. Pero pregúntate: ¿Te parecen creibles mis interpretaciones de los demás detalles? Porque ninguna de mis otras interpretaciones tiene una base tan sólida como esa: en ninguna otra parte la imagen ha sido retocada de forma tan bestia y forzada como ahí.

El bolardo alargado, la sombra injustificada, la bici deformada puesta a lo largo de la sombra: Yo diría que no existe otro mensaje posible:

"las bicis al carril-bici".

Tx

13.1.2006 (UTC) - Re: Y luego dices que la publicidad es mala...
Anonymous
Txarli, como bien dices es tu interpretación :D ahí tendríamos que recorrer a la semiótica para analizar bien el tema... Yo también puedo deducir que pusieron la bici ahí por el tema de la sombra... En fin serafín, no lo se :D

Eduard F.

This page was loaded Nov 27th 2014, 12:52 pm GMT.